Descubren los mecanismos neuronales responsables de los antojos durante el embarazo Se reorganizan los circuitos relacionados con la motivación y el deseo que impulsan a comer productos dulces y calóricos

Imagen de una mujer embarazada con un plato de frutas, verduras y hortalizas
Imagen de una mujer embarazada con un plato de frutas, verduras y hortalizas

Un estudio ha identificado los mecanismos neuronales responsables de los antojos durante el embarazo . La investigación, hecha en hembras de ratón, muestra que el embarazo induce una reorganización de los circuitos relacionados con la motivación y el deseo que impulsan a comer productos dulces y calóricos.

Los antojos persistentes de la madre afectan al metabolismo y los circuitos neuronales que regulan la ingesta de alimentos de la descendencia, lo que puede acarrear un aumento del peso, ansiedad y trastornos alimentarios en los hijos . El trabajo, encabezado por investigadores del Instituto de Investigaciones Biomédicas August Pi i Sunyer (IDIBAPS), se ha publicado en la revista Nature Metabolism.

Según los resultados de la investigación, durante el embarazo, el cerebro de las hembras de ratón experimenta cambios en las conexiones funcionales de los circuitos de recompensa, así como de los centros gustativos y sensoriomotores. Además, al igual que las mujeres embarazadas, las hembras de ratón son más sensibles a los dulces y desarrollan conductas de ingesta compulsiva de alimentos calóricos.

Los investigadores observaron que los niveles de dopamina, así como la actividad de su receptor D2R aumentaban en el núcleo accumbens, una región cerebral implicada en el circuito de recompensa.

Estas células neuronales, y su alteración, también serían las responsables de la aparición de los antojos, ya que la ansiedad por la comida, típica del embarazo, desapareció después de bloquear su actividad.

En todo caso, los antojos durante la gestación¿Se deben satisfacer o no? La respuesta de los expertos es que no hay problema en que la gestante coma aquello de lo que sienta un antojo, siempre y cuando esto no represente un riesgo para su dieta, asi pues «los antojos no se deben evitar, salvo que se trate de alimentos hipercalóricos o no recomendados durante el embarazo aunque tampoco hay que insistir en que se satisfagan.

Sé o primeiro en comentares!

Deixa un comentario