Los socios del govern catalán: promesas de lealtad, pero choque de estrategias Junts y ERC se conjuran con la vista puesta en los presupuestos e intentan recoser heridas; la CUP, los más críticos

Imagen del Parlament de Catalunya
Imagen del Parlament de Catalunya

Al día siguiente del discurso de Pere Aragonés en el debate de política general , todos los ojos estaban puestos en Juntos para evaluar la salud de la coalición de gobierno tras las últimas sacudidas.

Una mesa de diálogo coja sin los de Puigdemont, la detención en Cerdeña del ex exiliado y la ampliación del aeropuerto han sido algunos de los argumentos a los que se ha cogido la oposición para criticar la desunión de los socios de gobierno .

Junts y ERC se han prometido lealtad mutua, sí; pero también se han hecho algún reproche. Por su parte, la CUP ha dejado claro que se tambalea la mayoría de la investidura en una dura intervención, sabiendo que tienen en su mano la carta de los presupuestos

Batet: “Fortalecemos la cultura de unidad”

El diputado Albert Batet , en representación de Junts, ha asegurado que han sido “leales” al acuerdo con Izquierda, aunque admitió que “genera incomodidades”, y, ante el escenario de “represión”, instó a las fuerzas independentistas para buscar unidad y conseguir avanzar. “No vale que cada uno tenga su estrategia”, ha dicho.

Tras recordar que el resultado de las elecciones fue “un empate técnico” y que el gobierno debe ser de coalición “y no de subordinación”, ha añadido: ” Fortalecemos la cultura de unidad si queremos conseguir la independencia”, un advertencia con la vista puesta en la negociación de los presupuestos en el Congreso.

Batet, sin embargo, ha arrancado el discurso afirmando que la detención del presidente Puigdemont demuestra que el conflicto con España “es más vivo que nunca” y ha cargado contra el diálogo:

“Con una mano conspiran, maniobran y aplauden la detención ilegal del presidente Puigdemont y con la otra venden en el Palau de la Generalitat, se paseamos ‘como Pedro por super casa’ y hacen una apuesta por el diálogo. Se puede más cínico? “

Aunque aseguró que se esperaban más contundencia en el discurso del presidente, Batet ha agradecido “el gesto” que Aragonés viajara a Alghero.

Juntos ha criticado con dureza el gobierno español. Ha insistido en que el PSOE les “vetar” en la mesa de diálogo y ha reprochado a Salvador Isla que fuera a tomar un café públicamente con Pedro Sánchez tras la reunión de la mesa.

Si bien ha dejado claro su escepticismo sobre la negociación con el Estado, la formación de Puigdemont no ha concretado cuál es su plan B .

La CUP: “Ponga fecha a un referéndum”

El diputado de la CUP, Carles Riera , acusó al gobierno de Pere Aragonés de tener “las mismas prioridades que la sociovergencia ” y de no hacer “el giro a la izquierda que este país necesita”.

Y le ha lanzado una advertencia: el gobierno que tiene “pocos días” para negociar el presupuesto del próximo año. ” Tendrán que hacer un giro de 180 grados en las que hasta ahora han sido las prioridades estratégicas”, afirmó. El gobierno, dijo, “deberá cumplir el compromiso con el programa social, feminista, verde y democrático”.

Para la CUP, es inasumible que se continúe defendiendo “la mesa de diálogo de la vergüenza, en la que el señor Sánchez presume de no querer hablar de autodeterminación ni de amnistía”. Según el diputado, la mesa es “un absoluto desastre” y “la autodeterminación la ganaremos desestabilizando el Estado”.

La CUP, que ha entrado una propuesta al Parlamento planteando otro referéndum de independencia esta legislatura, ha defendido que sería en ” un diálogo y negociación reales y efectivos” . Y ha añadido que hay que hacerlo en paralelo a una consulta en Escocia.

El diputado de la izquierda anticapitalista también reprochó al gobierno que priorice “ampliaciones del aeropuerto y Juegos de invierno antes de que las inversiones en sanidad, Cercanías o campesinado”.

Sé o primeiro en comentares!

Deixa un comentario