”Necesitamos dinero para terminar de sacar a Iglesias”; acosadores de Galapagar piden ayudas El acoso por parte de ultranacionalistas españoles no cesa

Imagen de los acosadores en Galapagar
Imagen de los acosadores en Galapagar

Plataforma Sancionados por Pablo Iglesias’. Así se hace llamar un grupo formado, entre otros, por Miguel Frontera y cristina Gómez, dos de las cabezas visibles del colectivo que desde hace más de tres meses se ha plantado en la casa de Pablo Iglesias e Irene Montero para gritarles e insultarles.

Los afectados han respondido con demandas y querellas judiciales. Sin embargo, al parecer ni Frontera, ni Gómez ni Claudina Gutiérrez (otra de las integrantes) pueden costear estos procesos y multas con recursos propios. Por eso han pedido ayuda económica.

“Estimados amigos , desde la Plataforma Sancionados por Pablo Iglesias hemos abierto una cuenta para que todos los que queráis , podáis hacer vuestras aportaciones. Todas son bienvenidas por pequeñas que sean ya que tenemos que hacer frente a multas, querellas, abogados, etc. Os mantendremos al corriente del uso de esas aportaciones.Muchas gracias !Viva España!”, figura en el mensaje, que también incluye un número de cuenta.

LUH! ha tenido acceso a uno de los grupos donde se está difundiendo. Se llama “Juntos por Vox. No oficial”. Cuenta con más de 1100 miembros. Entre ellos, se encuentra una cuenta llamada ‘Alvise Pérez’ que rebota mensajes de su canal, aunque no podemos confirmar que se trate del conocido activista de extrema derecha.

Querella contra el vicepresidente

Este grupo fascista ha presentado sendas querellas contra el vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, y contra la Guardia Civil por “coacciones y denuncias falsas” tras pasear con banderas de España y haciendo sonar el himno españolen las inmediaciones de la vivienda del líder de Podemos.

La portavoz de la plataforma, Claudina Gutiérrez, acompañada de varios miembros del grupo y del abogado José Manuel Menéndez, ha explicado que las denuncias se han presentado después de que más de una veintena de personas hayan sido sancionadas por pasear en las inmediaciones de la vivienda del vicepresidente y su pareja, la ministra de Igualdad, Irene Montero.

Según ha detallado Gutiérrez en una comparecencia en pleno campo junto a la vivienda, se trata de un grupo de personas que, desde mediados de mayo, pasea por la zona “para disfrutar del campo y mostrar desacuerdo con las acciones del vicepresidente y del Gobierno”.

En sus paseos, según ellos han recibido “coacciones y agresiones” tanto físicas como psicológicas por parte de la Guardia Civil que primero les impidió gritar y hacer sonar sus cacerolas en protesta, luego puso vallas cerrando la calle y finalmente obliga a identificarse a todo el que pasee por la zona con banderas de España o haciendo sonar el himno nacional en sus teléfonos móviles.

Así pues, han decidido presentar una querella contra Iglesias por abuso de poder y “por los delitos cometidos por funcionarios públicos contra derechos individuales, por coacciones y denuncias falsas” y otra contra los propios guardias civiles, ya que “sólo presentando una querella sabremos de dónde vienen las órdenes” de actuar contra los paseantes, ha explicado.

Gutiérrez ha asegurado que ella misma recibió un empujón de un guardia civil y que ningún miembro del grupo se ha negado a ser identificado cuando los agentes se lo han requerido, pese a que “más que una protesta es un paseo en el que disfrutamos del campo y mostramos la bandera de España para mostrar nuestro desacuerdo con la gestión del Gobierno”.

Sé el primero en comentar!

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.