Qué ha sido del “calvo” de la lotería? Clive Arrindell se hizo famoso por protagonizar el anuncio del sorteo de la lotería de Navidad desde 1998 hasta 2005

El calvo de la loteria
El calvo de la loteria

Los anuncios de lotería de Navidad han copado gran parte de la atención del público en su lanzamiento. En gran medida, la culpa la tiene el «calvo» que repartía suerte en los hogares. Lo hizo desde 1998 hasta 2005, por lo que fue fácil relacionar el sorteo con este mítico actor.

Clive Arrindell fue el protagonista. Su vestimenta oscura le dio un halo de misterio y gracias a la banda sonora de «Café para estudiantes» de Maurice Jarre de 1965 el anuncio cobró una importancia para el público, que recibió el comercial con entusiasmo.

Fue en 1998 la primera vez que ‘Lotería y Apuestas del Estado‘ contó con Arrindell para protagonizar la campaña de Navidad. Desde ese punto, y hasta 2005, el conocido ‘Calvo de la Lotería‘ formó parte de los anuncios que invitaban a todo el público a comprar algún décimo para el Sorteo Extraordinario de la Lotería de Navidad. Él, en sus apariciones, siempre repetía lo mismo: “Que la suerte te acompañe”.

«Que la suerte te acompañe» era el lema del anuncio, donde Arrindell soplaba en su mano y de ella salían los números de la lotería. El anuncio fue tan popular que sirvió para que la venta de décimos creciera de forma notable en esos años.

A pesar del éxito que tuvo en nuestro país, Loterías y Apuestas del Estado decidió que debía cambiar la temática del anuncio, ya que «ensombrecía la marca». Así, en 2006, el comercial pasó a ser más colorido y el actor pasó a un segundo plano, si bien siguió cobrando durante cuatro años por contrato lo que le quedaba.

Igual que ‘Hola, soy Edu. Feliz Navidad’, esta frase estuvo desde entonces en todos y cada uno de los hogares españoles. Pero, por extraño que pudiera parecer, siete años después de su primera aparición, ‘Loterías y Apuestas del Estado‘ decidió prescindir de Clive Arrindell, pese a tener contrato con él por cuatro años más.

La compañía alegó que el personaje, que se había hecho tan famoso, “ensombrecía la marca”. Aún así, le pagaron todo lo estipulado: 120 millones por cada uno de los anuncios que no hizo. Es decir, casi 500 millones.

A pesar de que repartía suerte, no la tuvo tanto como actor. Realizó algunos trabajos en teatro e incluso apareció en la serie de Netflix «The Crown», pero su nombre estaba relacionado con la lotería y se quedó como un actor de anuncio. De hecho, en 2013 hizo otro para una campaña de Acción contra el Hambre, titulado «Otros números».

Clive Arrindell, en ‘The Crown’

El próximo 22 de diciembre, el «calvo» no estará para repatir suerte a los españoles a través de la pantalla, aunque el sorteo seguirá como todos los años, jugándose.

Sé o primeiro en comentares!

Deixa un comentario