Tras 6 años de obras Tortosa abre las escaleras y la plaza de la catedral El proyecto se encuentra pendiente de la museización de los hallazgos arqueológicos del subsuelo, que acabará este otoño

Imagen de Tortosa. totosaturisme.cat
Imagen de Tortosa. totosaturisme.cat

El Ayuntamiento de Tortosa abrirá a la ciudadanía las escaleras y la plaza de la fachada de la catedral esta semana, después de seis años de obras. Las actuaciones comenzaron con el derribo de las casas entre el río y la catedral. Sin embargo, el proyecto no está terminado, porque queda pendiente la musealización de los hallazgos arqueológicos del subsuelo, que está previsto que termine en otoño.

En concreto, aparecieron restos de la Dertosa romana, el ábside de la primera catedral visigótica y vestigios andalusíes. Las excavaciones han prolongado las obras, que han costado finalmente unos 2,4 millones de euros. La reordenación del espacio ya era prevista en la planificación urbanística de 1964. La apertura coincidirá con la fiesta mayor de la ciudad.

Retirada de monumento

Asi mismo, la justicia para la retirada del monumento franquista de la ciudad, la juez de Tarragona ordena la parada mientras resuelve las medidas cautelares pedidas por el colectivo Corembe.

El contencioso administrativo de Tarragona acaba de ordenar la  suspensión momentaneade los trabajos iniciales para retirar el monumento de Franco a instancia de Corembe , un grupo ciudadano que pide de reinterpretar el monolito y que había recurrido contra la licencia mayor de obras otorgada anteriormente. La entidad reclamó medidas cautelarísimas a raíz del anuncio de la consejera de Justicia, Lourdes Ciuró, de un posible adelanto de las obras, en un principio previstas hacia el 18 de julio, y la presencia de máquinas trabajando en la orilla del río este lunes. La magistrada hace efectiva la paralización de manera inminente mientras no resuelve, durante los días siguientes, las medidas cautelares solicitadas en el momento de recurrir la licencia.

Considerando que las actuaciones podrían ser irreversibles si una sentencia judicial les daba finalmente la razón, Corembe volvió a ir al juez, en este caso, para pedir medidas cautelarísimas. Es decir, que se detuviera cualquier actuación hasta que no acabara de decidir sobre las medidas cautelares solicitadas anteriormente, al margen del debate jurídico de fondo sobre el recurso contra la licencia de obras municipal.

Sé o primeiro en comentares!

Deixa un comentario