Una pareja de ‘influencers’ anula una adopción porque el bebé no podría salir en redes sociales La fundación a cargo del menor solicitaba que el niño no fuera mostrado al menos durante un año

Nikki y Dan Phillippi - Instagram
Nikki y Dan Phillippi - Instagram

Nikki y Dan Phillippi son pareja y, además, youtubers e influencers. Seguidos por más de 1,2 millones de suscriptores, ahora están siendo noticia por un giro en su intento de adoptar un bebé en Tailandia, un proceso del que también habían hecho partícipes a sus seguidores en las redes.

Se las prometían muy felices, pero, con lo que no contaban, era con que el país asiático les impuso una norma que, a la postre, les hizo desistir de la idea de la adopción, tal y como comunicaron ellos mismos en un vídeo que data de 2018, pero que se ha vuelto a viralizar estos días gracias a que varios medios de comunicación han rescatado la historia.

En un vídeo, que se publicó en 2018 pero se compartió hace poco en la red social Reddit, la pareja de Estados Unidos Nikki y Dan Phillippi indicaban que tenían la intención de adoptar un niño de Tailandia.

Sin embargo, los planes quedaron en suspenso después de saber que el país tiene «leyes únicas» con respecto a los bebés adoptados allí. Nikki comentaba: «Después de que recoges a tu hijo, es tu hijo, pero no puedes hablar sobre él ni compartir imágenes, fotos, vídeos, nada sobre él en internet durante un año».

Esta situación desconcertó a los ‘youtubers’, quienes tienen un canal en el que suelen publicar bastante contenido de sus vidas y que no lo consideran como algo negativo.

«Así que estábamos dando vueltas por la casa como tratando de averiguar cómo podría funcionar esto», cuenta en el vídeo sobre las dudas que les surgieron tras conocer las normas de la adopción.

Dan comentaba: «No es solo una regla que Tailandia tiene como, ‘Oh, no puedes compartir nada o hablar sobre tu hijo durante un año’. Es que la adopción no se finaliza hasta un año después. Así que ya sabes, el niño vivirá en nuestra casa durante un año y no es nuetro hijo. Así que sí, tampoco estamos de acuerdo con eso».

Nikki explicó que discutió todo el proceso con sus amigas cercanas y decidieron que adoptar de Tailandia no era para ellos.

Según indica The Mirror, la institución que les daría en adopción al niño les señalaron que, “después de recoger a su hijo, ya es su hijo, pero no se le permite hablar de ellos ni compartir imágenes, fotos, videos, nada sobre ellos en internet durante un año”.

Por eso, y solo por eso, según explica la propia pareja, han desistido de finalizar el proceso. “Ya no vamos a adoptar de Tailandia”, publicaron Nikki y Dan en un vídeo en Youtube. “Cambio de planes. ¡Ya no vamos a adoptar den Tailandia! Queríamos darles otra actualización hoy, ya que es una gran noticia … Espero que lo entiendan. ¡Apreciamos mucho su apoyo!”, escribieron en la descripción del clip en el que, largo y tendido, dan sus explicaciones al respecto de su decisión.

“Después de recoger a tu hijo, es tu hijo, pero no puedes hablar de él ni compartir imágenes, fotos, videos ni nada sobre él en Internet”, alegan. “¿Qué vamos a hacer? ¿Tal vez podríamos lidiar con eso durante un año? La pena es que Nikki tiene un canal de YouTube y compartimos mucho por ahí”, es su explicación.

Sé o primeiro en comentares!

Deixa un comentario