Una vista a Marsella Fundada por los griegos en 600 a,C y conquistada por los romanos en 49 a.C, Marsella, la ciudad más antigua de Francia, es la segunda en tamaño despues de Paris.

Imagen de Marsella.
Imagen de Marsella.

Marsella es el sur, es el acento rugoso de midi del hexágono, Marsella es una abanico de colores y sensaciones. La ciudad fundada hace más de dos milenios es una mezcla de colores, de gentes, sabores y emociones…

El viajero se encontrará la luz tamizada con amarillos de mil matices que doran las aguas tan azules del Mediterráneo. Se encontrará las terrazas siempre llenas de gentes que han llegado de todo el mundo y que a veces se han quedado para crear esa identidad, rugosa como la roca que rodea Marsella, suave y agradable cuando se la sabe tallar.

Así es el carácter marsellés, blanco y duro como la piedra caliza que forma los farallones sobre los que se erigen sus iglesias, sus fortalezas y sus museos. Blanca como la misma piedra que sin ser tallada por el hombre fue esculpida por la naturaleza durante eras para crear las apoteósicas Calanques, esos fiordos blancos y áridos en cuyo interior el agua es sólo turquesa y bañarse en verano equivale ha realizar un viaje iniciático. Marsella y sus gentes, múltiples, diversas, mezcladas, tozudas, agradables y acogedoras.

Marsella, la segunda ciudad de Francia en población, el primer puerto, una conurbación de más de un millón y medio de habitantesrecibe el reconocimiento mundial, por sus incomparables atributos, es rico en cultura, gastronomía, hermosas locaciones sin dejar de lado la increíble historia que se puede apreciar envuelto de un inmejorable clima mediterráneo.

Integración

Casi la mitad de los alrededor de 850.000 habitantes de Marsella son musulmanes, la mayoría de origen argelino y tunecino, casi todos llegados en las últimas décadas.

Marsella también ha recibido a cientos de miles de residentes cristianos de origen italiano y armenio, y a los pieds noir (pies negros), cristianos y judíos que huyeron de Argelia cuando el país se independizó de Francia en 1962.

La ciudad tiene graves problemas de pobreza y desempleo, pero mientras que otras ciudades francesas han sido escenario de revueltas raciales, Marsella ha permanecido en relativa calma.

Las gradas del estadio del Olympique de Marsella, donde se mezclan aficionados de raza blanca, negra y árabe, son un ejemplo positivo sobre la integración racial y religiosa en Marsella.

El Olympique, el club francés con más trofeos en sus vitrinas, tiene una de las hinchadas más ruidosas del país.

“Nuestro estadio, el Stade Vélodrome, es una buena imagen de la ciudad”, le dice a la BBC Didier Deschamps, que como jugador ganó el Mundial de 1998 con Francia y es el actual entrenador del Marsella.

“Aquí se mezcla gente de todo tipo para apoyar al equipo”.

Algunos de los lugares para visitar en Marsella

Marsella es de esos lugares dificles de olvidar, de los dejan sin palabras hasta a los turistas más experimentados. Es una ciudad tan grande, de esas en las que es fácil perderse, e igualmente terminarías llegando a un rincón inigualable, ofrece desde coloridos mercados de estilo árabe hasta miradores naturales incomparables. Hemos seleccionado algunas de las locaciones que no puedes dejar de visitar, entre nuestros favoritos tenemos

  • Basílica de Notre Dame de la G​arde

Con un hermoso estilo Romano Bizantino, esta estructura religiosa es uno de los símbolos de la ciudad, fue inaugurada en el año 1864 se le conoce con el nombre de Bonne Mère o lo que seria en español Buena Madre. Se encuentra ubicada en la cima del Cerro Calcareo a 149 metros sobre el nivel del mar, En el sur de la ciudad, coronada por una hermosa efigie de la Virgen Maria.

  • Puerto​ viejo de Marseille

Ubicado en el centro de la ciudad, es el centro económico y comercial del Mediterráneo. En el puedes encontrar los más hermosos monumentos históricos como El Faro de Santa María y la Avenida La Canebière.

  • El parque nacional de las Calanques

​ También conocido como las Calanques de Marsella, se encuentra ubicado a las afueras de la ciudad. Este parque nacional, cuenta con hermosas zonas de costa y amplios territorios marítimos. Se encuentra comprendido por un espacio de alrededor de 8300 hectáreas terrestres y 43 500 hectáreas de aguas. Realmente ofrece un escenario incomparable para tomas fotográficas y vistas  de acantilados inigualables.

 

Sé o primeiro en comentares!

Deixa un comentario